• Formación OMP


    Encuentro de formación para empleados y voluntarios
  • JÓVENES Y MISIÓN


    Joven, la misión te necesita
  • ENCUENTRO MISIONERO DE JÓVENES 2017


    21-23 de abril en Escorial, Madrid
  • Mensaje del Papa para la Cuaresma


    La Palabra es un don. El otro es un don
  • ¿CÓMO COLABORAR CON OMP?


    Durante todo el año puedes colaborar con Obras Misionales Pontificias
  • ADVIENTO MISIONERO 2016


    Recursos para vivir el tiempo de Adviento en clave misionera
  • SEMBRADORES DE ESTRELLAS


    Reparte las estrellas que anuncian la Navidad
  • REVISTA GESTO


    Ha llegado el momento de ponerse en camino para Navidad
  • REVISTA SUPERGESTO


    Adviento y Navidad momentos para decir no a la indiferencia

TE MIRA CON PASIÓN



El 17 de abril se celebrará la Jornada Mundial de Oración y la Jornada de Vocaciones Nativas. Por primera vez en España, la vocación universal se celebra en una sola Jornada. Aquí y allí. En España y en la Misión. En una única Jornada se celebran dos realidades.


La Conferencia Episcopal ha acordado que, a partir de 2016, la Jornada de Vocaciones Nativas, que sostiene la Obra de San Pedro Apóstol, se celebre en España el IV Domingo de Pascua, coincidiendo con la Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones. Desde hace 53 años, en este domingo “del Buen Pastor” la Iglesia universal intensifica su oración por el nacimiento, crecimiento y maduración de las vocaciones de especial consagración. A la vez, desde los ámbitos territoriales de la misión llegaban noticias de las numerosas vocaciones que Dios suscita, como manifestación explícita de que la palabra sembrada por los misioneros y misioneras da su fruto. Por la convergencia de objetivos, era lógico que estas dos Jornadas coincidieran en el mismo domingo.
m
 
LEMA. “Te mira con pasión”

Inspirado en la vocación de Mateo, muestra que las vocaciones son los “Mateos” de nuestro tiempo. La pasión con que Cristo mira mueve al joven a entregarse y tener así compasión con los demás. La vocación, por lo tanto, tiene dos movimientos:

1.      La mirada amorosa de Cristo, que enamora al joven, y le invita a dar un sí para toda la vida (“Te mira con pasión”)

2.      Ese sí conlleva una entrega a los demás, como un amor misericordioso (“compasión”)