• Formación OMP


    Encuentro de formación para empleados y voluntarios
  • JÓVENES Y MISIÓN


    Joven, la misión te necesita
  • ENCUENTRO MISIONERO DE JÓVENES 2017


    21-23 de abril en Escorial, Madrid
  • Mensaje del Papa para la Cuaresma


    La Palabra es un don. El otro es un don
  • ¿CÓMO COLABORAR CON OMP?


    Durante todo el año puedes colaborar con Obras Misionales Pontificias
  • ADVIENTO MISIONERO 2016


    Recursos para vivir el tiempo de Adviento en clave misionera
  • SEMBRADORES DE ESTRELLAS


    Reparte las estrellas que anuncian la Navidad
  • REVISTA GESTO


    Ha llegado el momento de ponerse en camino para Navidad
  • REVISTA SUPERGESTO


    Adviento y Navidad momentos para decir no a la indiferencia

La ordenación de la actividad misionera

El Decreto Ad gentes divinitus en su capítulo 5 trata sobre la ordenación de la Ordenación de la actividad misionera, os dejamos a continuación algunos de los puntos más importantes sobre los que debemos reflexionar para nuestra labor de animación y formación.






Introducción.—Todo cristiano debe ayudar a la evangeli­zación según su propia capacidad, colaborando de forma coordinada con los demás fieles y con los misioneros.

Ordenación general.—Directrices y normas prácticas para el funcionamiento de la Congregación de Propaganda Fide.

Ordenación local de las misiones.-EI promover y coordinar toda la actividad misionera es función del Obispo, el cual, en lo posible, debe constituir un Consejo pastoral com­puesto de sacerdotes, religiosos y laicos.

Coordinación regional.—Las Conferencias episcopales de­berán tratar, respetando las diferencias locales, los proble­mas de interés común, creando obras (seminarios, escue­las superiores, etc.) que puedan servir al bien común.

Ordenación de la actividad de los Institutos.

Coordinación entre los Institutos.


Coordinación entre los Institutos científicos.—Normas y prác­ticas para el funcionamiento y la coordinación de estos Ins­titutos.